CRONICAS MUNICIPALES AMECAMECA
  UN FIN DE SEMANA DE DIA DE MUERTOS
 


Es difícil para alguien que no es mexicano, entender el concepto del día de muertos, pues no solo es una mezcal de tradiciones como la prehispánica o la española, que contempla el aspecto religioso, pero bien la idea no es dar una explicación histórica, sino entrar de lleno en Amecameca, un fin de semana que hace mas atractivo el día de muertos.

                Amecameca, México viernes 30 octubre, vísperas de un fin de semana, que coincide con el día de muertos.

                Oye Martha, no hicimos pan está vez, comentó apenado Raúl.

                Martha su esposa sintió pena, mucha pena, pues ella desde muy pequeña, disfrutaba en cierta manera del día de muertos, pero esté año, sería diferente, muy diferente.

                Raúl tomó su portafolio y salió en silencio, al menos le quedaba el consuelo de que era quincena, al menos un poco de dinero tendría para comprar algo para su pequeña niña.

                El día lucia engañosamente tibio, Raúl se cerro la chamara, el aire frio lo desengaño de que sería un día cálido, al dar la vuelta en la esquina del centro, no pudo evitar leer el encabezado de uno de los periódicos nacionales, movió la cabeza en un gesto mitad desesperación, mitad depresión, el encabezado decía; En la peor crisis económica de años festejamos el día de muertos. Apuro el paso, y su mano se crispo.

 

                Raúl llegó a la presidencia municipal, espero pacientemente en la fila que se formaba para firmar la entrada al trabajo, delante de él, una de las secretaria, comentaba a una persona que con ella también hacia fila; No manita, hasta la quincena que entra compro la ropa de mi niña, con está quincena apenas pagaré lo del uniforme de septiembre, la compañera asintió moviendo la cabeza, ella continuó, pero eso si el sábado me voy de “jaloüin”

 

                Raúl sonrío levemente, recordó que cuando el era niño en Amecameca, el 1 y 2 de noviembre lo celebraban en un ambiente tal vez misterioso, tal vez alegre, pero esa tradición poco a poco se perdía, inclino la cabeza, cerro los ojos.. y se vio caminando hacia el panteón de Santa Rosa, tomado de la mano de su padre, quien en la otra mano llevaba una pala y una cubeta, que usarían para deshierbar y limpiar las tumbas de su padres, abuelos de Raúl.

                ¡Órale camine! fue la voz que hizo que Raúl regresara bruscamente a la realidad, esa voz ronca, pertenecía a uno de sus compañeros de trabajo, que hizo que Raúl casi chocara con la compañera del “jaloüin”

                --¿Qué te pasa compadre? la voz rasposa, preguntó, Él solo sonrió perturbado y contestó, nada compadre, solo pensaba, solo pensaba, el otro volteo hacia las personas que subían por la escalera, Raúl se sintió incomodo, pues nunca ha soportado que la gente haga preguntas aparentemente amables y luego no esperen la respuesta.

 

                Firmo la entrada, caminaba hacia su oficina, cuando la voz de su compañero Rito le detuvo, ¿Oye me vas ayudar por favor? Raúl asintió antes de conocer cual sería la ayuda, pero Rito era así, siempre activo, siempre nervioso. Llevas esto para el jardín ahí se pondrán las ofrendas, Raúl vio lo que le entregaba Rito y cuando alzo la vista, Rito ya caminaba apresurado hacia la casa de la cultura del municipio, del cual él era el director, sonrió y para sus adentros pensó ..así es Rito.

 

                En la casa de la cultura toda era frenesí, el sábado era el día que se pondrían las ofrendas, la directora de educación peleaba con su computadora, algo murmuraba de por qué las negrillas no salían bien, su secretaria trataba de hacer algo, pero demasiado tarde, la directora, ya se estaba incorporando, ella también sería responsable de la presentación de una ofrenda y la responsabilidad la ponía activa, salió de la oficina, luego regreso, y le dijo a su secretaría, allá nos vemos, camino unos pasos, se regreso, y le dijo, no, no, mejor vamos de una vez, la secretaria olvido lo de las negrillas y salió apresurada tras su activa jefa, quien ya pensaba como hacer la ofrenda.

 

                Allá en la escuela normal, es su preparatoria anexa, un entusiasta joven, pedía que no olvidaran las veladoras, menos dejaran a un lado la flor de cempasúchil, caminaba nervioso, algo alterado, llevaba varios días pensando como hacer la ofrenda, recordó vivamente, la historia de las ofrendas, había preguntado, había investigado, por eso sabía del nombre mexica, el origen de Aztlan, la razón por la cual los aztecas principalmente tenían una visión diferente de la muerte, no la consideraban el fin, solo tan solo un paso de un espacio a otro, la razón por la cual ponían agua para que en el viaje no sufriera de sed y la misma razón para la comida.

Él estaba preparado, su grupo también, seguro que harían un estupendo papel, pero apenas empezaba el reto.

 

                Raúl, ¿Vienes a comer a la casa? al fin no trabajamos el lunes, por ser día de muertos, Raúl recordó antes de contestar, que antes el día de muertos, todos los mas cercanos familiares del muerto, comían ahí en la tumba, comían los platillos favoritos del desaparecido, convivían con él, pues al fin, era su día. ¡Claro! contestó Raúl, ¿dime que llevo yo?

               

La mañana trascurrió rápidamente, en jardín municipal, frente al  hemiciclo de Benito Juárez, iniciaban el tendido en el piso, de las bases de las ofrendas, algo de serrín por aquí, piedras de rio, telas, en fin todas esas piezas y artículos, que dan forma al piso de la ofrenda, sin embargo es curioso, por qué las ofrendas, deben ser verticales de preferencia, y últimamente se hacen en el piso, nada lo prohíbe cierto, al fin no todas las ofrendas deben ser iguales y menos ahora, en está época, que aprender historia, parece una perdida de tiempo.

 

                Por fin quedaron listas, entre el bullicio de los creadores, que sinceramente, me parecen verdaderos artistas.

                Vinieron desde Atlautla, desde Juchitepec, eso hizo que el evento tomara una importancia muy especial, no quisiera dejar a un lado, que fueron hechas, creadas, con respeto, pero también con alegría, con entusiasmo, mencionare que el Comité del PRI presentó una hermosa, y otras mas de Amecameca, que prometo dedicar una crónica explicativa de cada una de ellas, así como lo que motivo a sus integrantes a presentarlas.

 

                La policía municipal las resguardo toda la noche, no solo de los perros callejeros, sino de algunos que querían ahorrarse el “gasto” de la semana, como comentábamos, a veces ya ni los muertos merecen respeto para estas especiales personas.

 

                Por fin la luz apareció, 1 de noviembre 2009, las visitas de las personas eran intensas, los expositores, explicaban detalladamente a los pocos, eso si, que preguntaban sobre ellas, es lamentable, que por las caras, tenían gran curiosidad, de por que algunas no tenían cempasúchil, y otras tenían figuras modernas, causando extrañeza, pero no preguntaban y aquí es importante saber, que las ofrendas son actualmente modernas, históricas o simplemente al gusto del creador, pues si bien antes tenían motivos religiosos cien por ciento, ahora muchas veces, representan lo que en vida fue el muerto.

 

                La tarde perdió luz, la tensión aumentó, no tardaban en llegar las autoridades municipales, tanto para deleitarse como  para premiar a los participantes.

 

                la llegada de las autoridades fue agradablemente sencilla, el Presidente Municipal, Juan Demetrio Sánchez Granados, en ropa informal y cómoda, caminaba tranquilamente viendo y escuchando explicaciones, así como haciendo comentarios con los Regidores y Sindica Municipal sobre lo que observaban, destacando que había unos estupendos danzantes y que causaban admiración por la difícil facilidad con la que bailaban, cosa que quedo demostrado cuando dentro del ambiente creado por la danza, el propio Presidente participo bailando con ellos, dejando demostrado que como danzante, es un magnifico Presidente Municipal.

 

                La elección fue difícil, pero compromisos son compromisos, se tenían que dar los reconocimientos.

 

                Martha la esposa de Raúl, caminaba entre la gente, buscaba a su esposo, traía en brazos una hermosa niña, disfrazada de manzanita, disfraz que con gran voluntad realizo en la noche, y aquí menciono que se organizo un concurso para premiar los mejores disfraces, situación que nada tiene que ver con la tradición del día de muertos, pero que gracias a la influencia de la publicidad y de muchas veces interés comerciales, se ha ido generando una deformación, pues dejo esta platica que escuche ese día.

Desconocida uno.- Oye manita, ¿los aztecas se disfrazaban así por el “jaloüin”?

Desconocida dos.- No manita, claro que no, como eres ignorante, los “jalogüin” los trajeron los españoles

 

                Por fin vio Martha a su esposo, camino hacia él, el hombre sonrió orgulloso, si bien el trabajo era pesado, la situación difícil, el dinero no alcanzaba, pero tenía la satisfacción de ser el padre de una niña hermosa, y de tener una compañera que lo ayudaba en las buenas y en las malas, sonrió nuevamente y se felicitó por no haber aceptado la invitación de una compañera de trabajo, que le insistía que fueran al baile de esa noche, que según tradición americana, le llaman “noche de brujas” admiro el disfraz de manzanita de su bebe, como él le decía, tomo el brazo de su mujer y con un suave apretón le dijo sin palabras lo cuan orgulloso estaba de ella.

                La gente se arremolinaba, el concurso de disfraces empezaría pronto.

 

                ¿Vas a concursar? preguntó Raúl a su bebe, ante esta broma, la madre sonrió, su marido quería que la bebe le respondiera, pero ella razono ¿y por qué no?

 

                Y ahora un aplauso para ver quien se lleva el primer lugar, la gente aplaudió fuerte, muy fuerte, el animador del evento casi grito..no hay duda la manzanita se lleva el primer lugar, la gente premio este anuncio, aplaudiendo mas fuerte, no cabe duda que la gente de Amecameca, cuando siente algo, lo sabe expresar.

 

                Él Presidente Municipal entrego el premio, la gente le exigió algo mas, el Presidente apoyado por los integrantes de su H. Ayuntamiento sonrieron y el premio aumento.

 

                Marta casi lloraba, ese dinero no le resolvía el problema totalmente, pero definitivamente, su niña, su marido, podían poner ofrenda, ya tenían un extra que se los permitía.

 

                Los premios para los expositores de las ofrendas, es decir, el evento principal y diferente desde su origen y tradición, al concurso de disfraces y noche de brujas o halloween; llegaba a los premios.

 

                El primer lugar se lo llevaba… un sudoroso y expectante joven, pasaba saliva, se lo lleva.. continuo Nallely Citlali Sánchez Páez quien acompañada con Talía Pavón García, ambas organizadoras de este maravilloso evento..  el ganador es..¡la Preparatoria Oficial Anexa a la Normal de Amecameca,¡ representada por el grupo Tonatihu, el sudor de las manos del joven estudiante, casi se convierte en llanto..habían ..¡habían ganado!

 

                El segundo lugar se lo otorgó merecidamente al grupo costumbrista POANA y dos terceros lugares uno de ellos para El Organismo de las Mujeres Jóvenes del PRI Amecameca y el otro para el Centro de Iniciación Deportiva, Educación y Cultura.

 

                El premio verdadero no fue dado en ese momento, pues fue por circunstancia, fue por que alguien debería ganar y alguien debería esperar..pero el premio verdadero ya había sido entregado, y era la mirada de admiración, el respeto y el reconocimiento que los visitantes habían otorgado a los participantes, ese premio es el mas difícil de conseguir y ellos..si ellos, ya lo tenían.

 

                Martha va feliz, mañana saldrá a la calle, a continuar le hermosa tradición de pedir “cabito” o ahora mas moderna, la de cantar “la calavera tiene hambre” y ser premiado con dulces, por los dueños de los comercios, que para ese fin, adquieren dulces y confituras..pues es importante que “la calavera no tenga hambre” pero sin duda alguna..que la tradición que nos hace orgullosos, que nos hace fuertes..qué no hace ser mexicanos..esa nunca..pero nunca debe morir.

 

HUMBERTO F. ZAMORA CABRERA

CRONISTA MUNICIPAL

AMECAMECA MEXICO

 
  Hoy habia 2 visitantes (17 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página! PERMITIDO EL USO PERO SE AGRADECERA SE USE CON FINES EDUCATIVOS.  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=