CRONICAS MUNICIPALES AMECAMECA
  CRONICA DE LA CELEBRACION DE LAS FIESTAS PATRIAS DECADA 1960 - 1970
 

CRONICA DE LA CELEBRACION DE LAS FIESTAS PATRIAS

EN AMECAMECA DE JUAREZ, ESTADO DE MEXICO

DECADA 1960-1970

PARTE UNO

                El festejo cívico de la celebración de la Independencia de México, en el municipio de Amecameca, en los primeros años de la década de los años sesenta se iniciaba propiamente en el mes de agosto, pues las escuelas se preparaban con gran entusiasmo para los dos acontecimientos principales, el primero se celebraba en la plaza de toros ubicada en las faldas del sacromonte, en la mañana del 15 de septiembre y consistía en la presentación de bailables tradicionales, que cada escuela del municipio se esmeraba por tener la mejor presentación

                La fiesta iniciaba a las 11 de la mañana, con la llegada del Presidente Municipal, que acompañado con su Regidores y algunos representantes sociales, se ubicaban en el centro de la plaza, y confundidos con la demás personas, que en su gran mayoría eran padres de familia se sentaban en las gradas que rodean la plaza de toros, esperando el inicio de ese gran acontecimiento, que era esperado ansiosamente durante todo el año.

                El orden de presentación de las escuelas, obedecía a la jerarquía no escrita pero si reconocida de la antigüedad y prestigio de cada institución educativa, cabe aclarar que el máximo nivel educativo que tenia el municipio, era el de la Secundaría por cooperación Sor Juana Inés de la Cruz, sin embargo a nivel primarias, la jerarquía mencionada era duramente peleada por la Escuela Torres Quintero y la Escuela Antonio Caso, escuelas que estaban en constante pugna, por ser una mejor que la otra, esto se reflejaba en la presentación que ambas escuelas, se esforzaban por demostrar su calidad, en este hermoso festival, sinceramente aquí debo reconocer que nunca se pudo establecer una superioridad manifiesta de alguna de ellas.

                La que cerraba el festival y a la que nadie ponía en duda su nivel, era la secundaría, en aquel entonces la escuela que tenía el máximo nivel de estudios en el municipio.

                Pero es necesario mencionar los acontecimientos previos a este inicio formal de las fiestas patrias en Amecameca, estas actividades se iniciaban a finales del mes de agosto, con la elección por medio de votos de la Reyna de las Fiestas Patrias, el procedimiento era bastante complicado y puedo decir que hubo años que dividió a la población mas que cualquier evento político.

                Mencionare un proceso para elegir a la Reyna de las fiestas patrias, que considero fue uno de los mas representativos de lo que eran estos eventos.

                Me situaré en fechas, durante el trienio del H Ayuntamiento de Amecameca 1961 - 1963, existía una organización cívica muy importante que era la Junta de Mejoramiento Moral, Cívico y Material, que estaba constituida por distinguidos ciudadanos del municipio y que haciendo una labor, sin percibir ningún tipo de remuneración  económica, apoyaban las labores del Ayuntamiento actuante y entre sus funciones, era precisamente la organización de la festividades patrias.

                El evento iniciaba con una junta organizada por la Junta Cívica, en donde convocaba principalmente a las organizaciones educativas, deportivas y sociales del municipio, con el objetivo de que cada una de ellas formara parte activa en la organización, en esta junta se estableció el formato de competencia para la elección de la reina, el formato era simple, por medio de votos que se venderían a la población en general, definirían por simple mayoría en un computo oficial la reina de las fiestas patrias.

                Dos organizaciones aceptaron con entusiasmo ese reto, fueron denominadas como “los deportistas” contra los “estudiantes” los deportistas era realmente la liga de futbol municipal y los estudiantes eran representados por la secundaria Sor Juana Inés de la Cruz.

                Desde los primeros actos se noto que sería una intensa y sin duda interesante competencia, pues ambas organizaciones tomaron con seriedad y entusiasmo su participación.

                Los comercios de Amecameca se llenaron de fotografías de las dos candidatas, por los deportistas era la señorita Mari Cruz Pérez y la señorita Griselda Carballar por los estudiantes, ambas de familias conocidas y muy apreciadas en la comunidad.

                La organización fue perfecta, la pasión por defender cada grupo a su candidata motivo a encuentros de fut bol donde la cooperación era compra votos de la candidata de los futbolistas, o bien fiestas que en aquel entonces se llamaba tardeadas, en donde la entrada era mostrar una cantidad de votos adquiridos.

                En este entorno de competencia se realizaron los bailes preparatorios, que consistían en la obtención de fondos mediante un baile para cada candidata, los fondos recabados se convertían en votos y además de divertirse  la gente apoyaba fuertemente a su favorita.

                Por fin después de varias semanas de constantes y diferentes eventos llego el gran día o mejor dicho la gran noche del baile llamado del cómputo:

                La fecha sábado 4 de septiembre 1961, el lugar el salón del Club de Leones de Amecameca, ubicado en la calle del Rosario 19 frente a la calle Ocampo

                Espero poder describir la gran expectación que existía, los rumores y comentarios estaban a la orden del día, se mencionaba que el Presidente Municipal apoyaba a una candidata, pero no decían a cual, y aquí es importante mencionar un personaje de aquella época, el señor Alfonso Altamirano, que independientemente de su posición económica, también era un gran ser humano y no deja de ser notable el hecho que ha ambas candidatas les dio exactamente la misma cantidad, motivo por el cual fue satisfactorio, ya que el dinero total recabado tenia como finalidad el beneficio en obras para la comunidad.

                Las nueve de la noche, el baile empieza, las orquestas, eran Paco Solís orquesta originaria del municipio de Tepetlixpa con la especialidad de tocar danzón y los queridos y siempre presentes en todos los bailes, los hermanos Flores, que su principal instrumento era la marimba, que es justo reconocer tocaban con gran maestría, por cierto por ser tan solicitados en todas las fiestas de Amecameca, les decían “los moles” refiriéndose al mexicanismo dicho de que eran “moles” de todas las fiestas.

                La manera de vestir para los bailes era formal, traje oscuro para los hombres y vestido largo o tres cuartos para las damas, no importaba la situación económica personal que se tuviera en esos momentos, lo importante era asistir a ese tipo de acontecimientos lo mejor vestido posible, precisamente un ejemplo fue un joven personaje de aquella época, que solo mencionare por su nombre propio, Manuel, él vestía una elegante gabardina, que le presto su hermano, y que pese al calor intenso que se sentí en el baile, él jamás se la quito, después supe la razón, no pudo comprar una camisa blanca,  que era obligada para lucir la corbata, él solamente traía en el cuello, una camiseta de algodón como elegante y también caluroso gazne, y sin camisa debajo de la gabardina

                Los minutos parecían horas, nadie se podía dar el lujo de bailar, todos buscaban vender un voto mas, se organizaban rifas en esos momentos, y el salón estaba dividido por las preferencias y al decir dividido también me refiero a que la mitad del salón del lado izquierdo, estaban los simpatizantes de la señorita Mari Cruz y del derecho los de la señorita Griselda, no fue raro que en casos de parejas de novios, ella estuviera del lado derecho y él del lado izquierdo, así como familias que también estaban divididas.

                Por fin llego la hora, 11.30 pm

                La orquesta toca una diana, interrumpiendo un danzón que nadie bailaba, el silencio es impresionante, frente al templete donde se ubicaban las orquestas, se instala la mesa oficial del computo, atrás de ella un gran pizarrón de color oscuro y que para utilizarlo se necesitaban gises, es decir tipo lápices delegados y pequeños formados por cal, que siempre al usarlos producían un rechinido desesperante.

                La comisión responsable de contar los votos, pasa al frente, no bromeo si digo que algunas señoras tenían un rosario en la mano y rezaban en voz baja.

                El escrutador pone en el pizarrón el nombre de las candidatas, la tensión aumenta, ya que después de poner los nombres, pondrían los primeros resultados parciales.

                Instalan las urnas, cada una de cartón pero muy bien adornadas, el rechinido del gis, capta la total atención, aparecen las primeras cifras, la exclamación es fuerte, tanto de sorpresa, como de preocupación, no existe una gran diferencia en las cifras preliminares entre las candidatas, cualquiera de ellas puede ganar.

                La voz del Presidente de la comisión el señor Epifanio Carballar se escucha en todo el salón, cuando recita cada cantidad y termina diciendo, se abre el cómputo final, que cerrara a las 12 de la noche.

                La inmovilidad casi total de los asistentes se convierte en instantes en frenética actividad.

                Las jóvenes se acercan con desesperación hacia sus padres, quienes se ven realmente acosados, apenas les dan espacio para sacar de las billeteras, aparecen billetes de veinte pesos, cincuenta, vamos hasta cien pesos, cabe mencionar que en aquel entonces, un obrero ganaba al día aproximadamente 18 pesos diarios y se consideraba que podía llevar una vida relativamente cómoda con ese dinero.

                La batalla se vuelva intensa, cada gente que se acerca a las urnas, lo hace mostrando bien un rollo de billetes ó bien un billete de denominación alta, esto causa una reacción inmediata en los contrincantes, que nuevamente se buscan en los bolsillos, o voltean con desesperación buscando el apoyo de alguien que aporte por lo menos la cantidad que los opositores depositaron en la urna.

                Las estrategias están a la orden del día, tengo presente que una persona que prefiero omitir su nombre, deposito aparentemente un cheque y eso hizo temblar al bando contrario, lo raro del asunto es que nunca apareció ese cheque en el conteo final.

                La última etapa se acerca, el señor Epifanio Carballar presidente de la comisión escrutadora, expresa, quedan 5 minutos, las caras se ven tensas, juro que muchos prometieron no volver a tomar una copa mas en su vida, si triunfaba su candidata, cosa que cumplieron hasta que gano su candidata, situación que celebraron tomándose casi una botella completa.

                Esos últimos minutos fueron de constante observación de los movimientos del adverso, se escuchaban cuchicheos cada que alguien se movía, no puedo olvidar tampoco cuando una persona que nadie sabia realmente a quien apoyaba y ambos bandos presumían que aportaría una fuerte cantidad en los últimos momentos, y  que seguramente inclinaría la balanza a su favor, se levanto de la mesa, nuevamente se hizo un silencio, todos la observaban, ella camino lentamente, cruzo el salón, y cuando casi provoca el desmayo de muchos, dio la vuelta y se dirigió a los baños, hasta la fecha nunca se supo a quien apoyo, pero esa noche, tuvo sus dos minutos de fama.

                Faltaba un minuto, todo estaba ya en las urnas, sin embargo el miedo a que algunas de las partes introdujeran un extra en el último momento en las urnas, los mantenía tensos y preocupados.

                Los últimos 10 segundos fueron contados a coro.

                Las 12 de la noche, la voz sonó fuerte y clara, el computo se declara cerrado.

                El conteo de votos fue lento, pues los representantes de ambas candidatas, presentes en la mesa de cómputo, revisaban cuidadosamente los votos, así como contaban el dinero con gran cuidado, se sentía que el triunfo dependía de pocos votos o dinero convertido a votos.

                Fueron aproximadamente 25 minutos de tensión, los rostros de los representantes en momentos denotaban alegría y casi en forma instantánea grave preocupación.

                Pero por fin estaba el resultado final, no mencionare las cifras, pues realmente lo importante es que las fiestas patrias tuvieron una gran reina y una princesa sin igual, el resultado no puede hablar de perdedores, sino de que la comunidad ganó, pues los fondos económicos logrados, rápidamente se vieron reflejados en obras municipales de beneficio a la comunidad.

                Cierto olvidaba decir que la reina de las fiestas patrias fue la señorita Griselda Carballar, acompañada dignamente por la princesa Mari Cruz Pérez.

                Hoy… y en este momento; se que desde donde estés, sonreirás  Griselda, pues recordaras cada instante y cada momento, como lo dijiste en tú discurso de aceptación al reinado, que esos eran los momentos mas felices, de tú joven vida.

                Descansa en paz.




GRISELDA PRIMERA REINA DE LAS FIESTAS PATRIAS
AMECAMECA, MEXICO 1961

 
  Hoy habia 1 visitantes (18 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página! PERMITIDO EL USO PERO SE AGRADECERA SE USE CON FINES EDUCATIVOS.  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=